Saray intenta trampear los 'votos de confianza' de sus compañeros