Una broma acaba enfrentando a Jonathan con Dakota y Oto: “No me toquéis las pelo***”