Isabel y Chelo se meten barro en la boca pero el Equipo Pirata no consigue la recompensa