Isabel Pantoja imparte, menos a Carlos y Mónica, un cursillo de pesca