Los equipos se intercambian las playas a ritmo de ‘Quiero verte’ de Marta Soto