Mª Jesús: “Estoy en vuestras manos, con lo que decidáis seré feliz”