Mónica Hoyos se derrumba en su primer desayuno: "Nunca pensé que no comer fuera tan triste"