Ni olvido ni perdón: Sofía Suescun se siente más traicionada que nunca