El programa hace creer a Lola que está expulsada por robar un paquete de galletas al equipo técnico