La prueba 'pies arriba', en primera persona: dolor, sufrimiento y una victoria pasada por barro