¡A comer! El juego de recompensa reparte manjares entre los supervivientes con mejor puntería