El castigo de las recompensas envenenadas ha terminado y nos deja momentazos