Saray, a gritos con Fernando: "¡Solamente hay peros y peros!"