Violeta se abandona: deja de comer y de beber ante el asombro de sus compañeros