Violeta huye de la Palapa llorando tras ser incapaz de responder si está enamorada de Julen