Violeta se salva de la expulsión y se acuerda de su chico: “Julen, te quiero”