El Maestro Joao acaba vomitando después de comerse un cubo entero de pollo