Dani Rovira huye de nosotros, se mete en una cuba de obra… ¡y aparece convertido en Superlópez!