¿Es el amor una forma de supervivencia?