Ana y Raquel quieren traer de vuelta la confección a Galicia y que las mujeres sean dueñas de su futuro