La decisión a ciegas de Ángel es clave: ¿Podrán abrir el Centro de buceo?