¿Te has imaginado alguna vez a Carlos Sobera imitando a una ballena beluga? ¡Mira, mira!