César Bravo convence a sus hermanos para que vendan La Quebrada