“El Escarpín” taconea como los grandes