Mercedes y Jesús, a la final