Abelló quiere separar su patrimonio de Conde