Encarna, irritada con la prensa