una

La evolución de los síntomas puede variar pero, generalmente, a las 48 horas de contraer la infección, el enfermo comienza a tener dolor de cabeza, dolor de garganta, debilidad muscular y dolor de las articulaciones.