¡Vaya dominio de la postura! Bertín Osborne, todo un acróbata del sofá