Pozi, Dinio, Carmen de Mairena... ¡A Carlos Latre no se le resistía ningún personaje!