Diego Arrabal y Aída Nízar se declararon la guerra en 2003