Jesús Calleja se estrenó como reportero con destrozo en el pelo y un piloto 'kamikaze'