En 2007 conocimos la noticia del secuestro de Madeleine McCann