Matamoros y Makoke arreglaron sus problemas con terapia en 2014