Duchas de agua fría, caídas y errores épicos: ¡vaya momentazos nos dio 'Nadie es perfecto'!