Gay de Liébana explica la forma de tributar de los futbolistas