Preso: “Estaban obsesionados con lo que podían encontrar en el ordenador”