¡Así es la cariñosa dedicatoria del libro de Ana Rodríguez!