Eliot, un perro terapéutico para Álex