Manuel y Revoltosa, flamenco en estado puro