Bob logra sacar el contenedor del puerto antes de que llegue el FBI