Exclusiva: Encontramos a Maite Záldivar y comprobamos su nuevo (y alto) nivel de vida