Risto Mejide nos dedica las últimas palabras antes de convertirse en feliz marido