Sergio perdió a sus dos hijas, que nacieron en el portal de su casa