Antonio Canales: "He tocado con las yemas de los dedos el infierno, pero lo importante es no quedarte en él"