Edurne se emociona al recordar a su guitarrista fallecido y recibir un inesperado regalo: “Qué bonito, esto no se hace”