Nati, amante de Jesulín, asegura que María Patiño se echó a llorar cuando le mostró unas cintas del torero