Quedan para pegarse después de clase, lo graban y suben el vídeo a redes sociales