Nemo no está dispuesto a que su mujer se haga cargo del negocio familiar