Mario Mendoza, decidido a acabar con la reputación de Nina Bandeira